1 ene. 2015

Tip 48: "Lo que esconde la apariencia"

Cuando estacioné y bajé del auto, pude ver como Violeta salía de la manicuría camino a los tachos de basura, portando una macetita con flores que yo le había regalado hacía un mes.

-¡Pará, pará!  ¿Qué hacés?- corrí hacia ella y me interpuse entre Violeta y los contenedores.

Señaló la planta. 
-"Sorry"... las flores se murieron,  Mirá... -la señaló como si fuera una inmundicia.  


-No quiero nada mustio, ni marchito, ni achacado, ni podrido, en el 2015 -declaró terminante mientras abría peligrosamente el tacho verde inmenso destinado a los residuos orgánicos.

-¡Esperá!  La planta no está muerta, te digo...

-Es lo mismo, está marchita.  No me da ganas de ver estas flores secas y poco estéticas en mi negocio.  Sorry... -se dispuso a arrojarlas-.

Frené su intento con un ademán enérgico.  
-Mirá bien, espiá por debajo.  Solo es cuestión de podar -expliqué operativamente al tiempo que extraía de mi cartera una mágica tijerita, que en menos de un minuto dejó ver una segunda capa de flores.  Son las que pasan desapercibidas.  Para que el ciclo continúe, para distraer a los pájaros, para que la belleza resurja de manera inesperada, asomando tímidamente detrás de las flores-escombros.

Violeta entró a la manicuría contenta como si le hubiera regalado una planta nueva.
................................................................................................................
Queridos autores:  Que tengan un 2015 en el que puedan (y sepan) ver los nuevos pimpollos que a veces, están tapados por la maleza.   Que sea un año de inspiración, acción y concreción!

1 comentario:

  1. ¡Gracias por el bello deseo! ¡Que aparezcan nuevas flores debajo de la marchitas!

    ResponderEliminar

Tu opinión enriquece este blog... gracias!