3 jul. 2013

Tip 12: Evolución de los Personajes

La clienta que estaba atendiendo Violeta se veía muy elegante y mientras yo esperaba mi turno en la manicuría, comencé el juego inevitable de adivinarla, de construir su vida según el dictado caprichoso de mi imaginación.

Se me antojó una mujer mundana de cuarenta y tantos, con una vida armada casi perfecta pero en el límite de lo sofocante.  

Mientras Violeta le limaba las uñas, la mujer eligió un esmalte plateado y pidió que -sobre esa base color metal-  la manicura delinee una pequeña rosa naranja en el extremo superior izquierdo de cada uña.

Tal extravagancia, le llevó a Violeta media hora mas de lo previsto.

Y cuando por fin me tocó sentarme en el banquito  frente a ella, me clavó su mirada de oliva madura, dibujó una media sonrisa llena de complicidad y señalando a la esbelta dama que se
alejaba con aires de nobleza, introdujo intrigante, como si fuera una Sheherezada del barrio:

-Cuando la conocí, ésta era una chiruza cualquiera.  Y mirala ahora...

....................................................................................
Si creamos un personaje que al nacer es "una chiruza" y con el correr de nuestro cuento-obra teatral-novela-película se convierte, por ejemplo, en una elegante mujer de negocios, decimos que ese personaje "evolucionó".

Si un  padre de familia respetable se deja dominar por el alcohol y lo va echando todo a perder, también decimos que "evoluciona".  Eso significa que CAMBIA: algo le sucede y no se mantiene estable a lo largo de nuestra historia, busca alternativas, duda, se equivoca, vuelve a empezar, prueba.   

Los personajes deben evolucionar en las ficciones.  Para bien o para mal, son atravesados por situaciones de conflicto que los perturban y tal vez al comienzo no reaccionen, pero con el devenir de los párrafos o las escenas DEBERÁN HACERLO.  Sino, el lector-espectador comenzará a aburrirse, no se sentirá atrapado por la historia, ni se identificará con un personaje que es estático a lo largo de la trama.

El personaje de Shoshaná en la película "Bastardos sin Gloria" de Tarantino, es una adolescente
hija de productores lácteos en la campiña francesa, que se transforma en una vengadora implacable de los nazis.  (Importante:  cuando un personaje "muta", debe estar muy bien justificado).


-Ey, ey! -Violeta me trajo a la realidad sacudiendo frente a mis narices un frasquito de esmalte índigo suave- ¿te interesa saber cómo la fulana se volvió una pituca de la noche a la mañana o no?  ¿En qué te quedaste pensando?

Y ustedes, autores, una de dos:
-¿Quién aporta el ejemplo de un personaje que "evoluciona" a lo largo de una trama?
-O mejor aún... ¿quién hace "click" en comentarios y regala al blog un cuento propio donde un personaje evolucione?

4 comentarios:

  1. A mi me parece que evolucionar tiene como antónimo : involucionar.

    De chiruza a madame se evoluciono y de madame a chiruza se involuciono.

    ResponderEliminar
  2. Pacto firmado

    –Señor ¿puedo preguntarle algo?– así nomás se dirigió Jorge.
    –Bueno– fue la respuesta que obtuvo.
    –Usted sabe Inglés; lo vi en el banco del parque leyendo un libro en ese idioma–
    –Cierto, pero ¿a qué viene el asunto? Y en general, ¿Quién eres?–
    –Yo vivo enfrente, en la casa con dos pinos a la entrada. Tengo dentro de poco exámenes de Inglés, no logro aprenderlo, y pensé que Usted me podría ayudar–.
    –Ajá, creo que te he visto ahí jugar al baloncesto; estoy dispuesto con una condición: que tú me enseñes a jugarlo ¿aceptado?– formuló Luis
    –¡Encantado!– respondió Jorge, saltando de alegría.
    –Primero, firmaremos un pacto ¿Conforme?–
    –Seguro que sí. ¿Sabe? En el barrio lo llaman "el huraño", siempre solo, nadie lo visita, con nadie charla… ¡No es así! Yo lo veo amistoso, agradable…–
    –Digamos. Yo firmé "Luis, el huraño", tu pon la firma en "Jorge, el bachiller"–
    . . .
    A medida que Jorge adelantaba en Inglés, Luis se volvía mas comunicativo.
    En el baloncesto, Luis se empeñaba, Jorge le bromeaba.
    Después de varios meses, entró Jorge sin golpear la puerta, gritando:
    –¡Recibí nueve en Inglés! Gracias a Usted, maestro. ¡Festejémoslo!–.
    –Felicitaciones. ¿Cómo y donde?– argumentó Luis.
    –Mañana, ir de pesca al río, no es lejos; le pediré a mi madre que prepare una cesta para desayunar…¿Vale?–
    –¡Vale!– respondió Luis esbozando una sonrisa.
    . . .
    Tres Sábados disfrutaron del paseo, no siempre con peces, pero llenos de charlas.
    En el último, Luis le preguntó si le sería molesto si el próximo, traería a alguien.
    –Muy bien, mi mamá aumentará las viandas– aceptó Jorge, algo asombrado.
    . . .
    Jorge estaba ansioso por ver quien será el visitante. Llegó el Sábado, cargó con las cañas de pescar y el canasto, salió a la calle y casi se demaya…
    –Jorge, te presento a Raquel, mi esposa– dijo Luis con sencillez.
    –Encantada de conocerte, Jorge. Eres tal como Luís me contó– dijo Raquel extendiéndole la mano.
    Jorge balbuceó una frase de cortesías, y caminaron hacia el rio.




    Zeev – 338

    ResponderEliminar
  3. De la evolución del lenguaje
    --Maestra Maestra, ayer lleva h?
    --No Pablito, como crees?
    --Y hoy?
    --Hoy si
    --Ay, como cambian las cosas de un día para el otro

    ResponderEliminar

Tu opinión enriquece este blog... gracias!